El Gran Hotel de La Toja

Nada me gusta más que pasar un par de horas en una piscina termal rodeada de burbujas y bajo todo tipo de chorros. Soy una apasionada de los spas y balnearios. El agua, su sonido y la calma y paz que me transmite, me hacen entrar en un estado de relajación total.

Por esta afición mía conozco muchos y en diferentes lugares del mundo. Pero hay uno que guardo siempre en mi cofre de favoritos: El Balneario del Gran Hotel La Toja.

Desde bien chiquita recuerdo ir con mis padres a la isla de La Toja.  Atravesar el puente de piedra con sus farolas blancas, que comunica El Grove con la isla. La capilla de las conchas, el bello paisaje… siempre me pareció que llegábamos al escenario de uno de los cuentos de hadas que tanto me gustan leer.

La isla está cubierta de verde vegetación y rodeada de un mar de agua limpia y cristalina. El silencio se escucha en todos sus rincones y el club de golf, el casino y sus hoteles transmiten una sensación de lujo y confort que me encanta.

Sigue leyendo

Te sigo si me sigues, no porque me interese lo que dices

El otro día, buscando una noticia que me interesaba de  mi timeline, me di cuenta que se me ha ido de las manos. Esta norma de comportamiento, que en silencio se ha ido imponiendo de forma asombrosa y que nos hace sentirnos mal sino seguimos a quien nos sigue, me tiene perpleja.

Viñeta de @JRMora

Recuerdo otros tiempos en la que seguíamos solo aquellos perfiles que nos interesaban. Y quiero pensar que al revés era igual.  No era un síntoma de mala educación, ni de prepotencia en las redes sociales. No seguir un perfil del que no te interesan los temas que trata, no tiene nada de ofensivo, ni de falta de educación.

Creo que las nuevas aplicaciones con las que sabemos en unos minutos a quién sigo pero no me sigue, o quién me ha dejado de seguir  han cooperado a que esto se haya convertido en un patio de guardería. O al menos la reacción es la misma: si tu no me quieres, yo ya no te “ajunto”.

Y yo no dejo de preguntarme ¿por qué ? Sigo muchos perfiles que me interesan de moda, gastronomía, noticias,  y por supuesto ni espero, ni se me pasa por la cabeza que me sigan por ello. A mí me interesa lo que ellos comunican y por eso les sigo, pero no espero reciprocidad.

En sentido contrario, hay otros muchos perfiles que no me interesa seguir, pese a que ellos me sigan y yo se lo agradezca mucho. Pero si no me interesa la ferretería, por poner un ejemplo, es ridículo que siga perfiles que hablan sobre ella, por mucho que ellos me sigan. No es nada personal, ni quiero que se sientan molestos, simplemente es que los temas en los que están especializados no son de mi interés.

Tener el Timeline  lleno de ruido, por ese  extraño compromiso al que nos vemos sometidos, es perjudicial para todos, o al menos esa es mi opinión.

¿Para qué usas tu timeline? Yo para estar al día en las noticias que me interesan. Si sigo a miles de personas, no soy capaz de ver lo que realmente quiero. Sobre todo si mas de la mitad de los que sigo es de forma un tanto obligada y no porque me interese.

Desde aquí rompo una lanza a favor de acabar con esta costumbre y que seamos conscientes de que este juego no tiene sentido. Supongo que de ahí viene que TW se haya planteado buscar otra fórmula para valorar la influencia de los perfiles, que no sea el número de followers.

De la compra de seguidores a módico precio o del juego te sigo, me sigues y te dejo de seguir hoy no hablaré, eso da para otro post o mas bien para un libro. Hoy solo quiero hablar del compromiso social que nos hemos impuesto.

Si nos interesa que un perfil concreto nos siga, me parece mucho más inteligente y divertido interaccionar con él y compartir noticias y contenidos que le atraigan.

La esencia de las redes sociales: captar la atención y la curiosidad con nuestros contenidos. Así ponemos a trabajar la creatividad y nuestra forma de comunicar.

Por este motivo he decidido recuperar la esencia de mi TL y seguir solo aquellos perfiles que bien por sus contenidos, bien por su manera de comunicarlos me interesan y no a todo aquel que me siga.

Saber si un perfil me interesa no es, para mí, cuestión de segundos, necesito un tiempito para ver qué dice y cómo lo dice. Una vez que decido seguir a alguien es porque he valorado que me interesa. Así no tengo que dejar de seguir porque yo me equivoqué.

Espero que a nadie le moleste, ni ofenda. Entiendo y me gustaría que todos aquellos a los que no les interesa lo que digo, dejen de seguirme y no lo hagan ni por compromiso ni por ganar un follower mas. De verdad que no pasa nada, que así debe ser.

Pero como siempre, me encantaría conocer vuestra opinión y argumentos.

Gredos a Caballo en Hoyos del Espino

Cualquier estación es bonita para conocer Gredos:

En primavera, desde mediados de mayo y hasta finales de junio, la zona se cubre de amarillo. Los piornos en flor, un espectáculo que creo que sólo en Gredos ocupa tan grandes extensiones.

El verano con sus temperaturas suaves y la posibilidad de darse un baño en las aguas cristalinas y transparentes del río. El Pozo de las Paredes, a unos 10 kms de Hoyos del Espino es un paraje natural de gran belleza, en el cauce del río Barbellido, perfecto para el baño.

En invierno la nieve es la protagonista. Un día soleado contemplando sus extensiones nevadas muy bien abrigados, es un privilegio.

Y el otoño !!! No es una de mis estaciones favoritas, supongo que acuso mucho la falta de luz, y me afecta. Pero sí es mi estación favorita para ir a Gredos.  Los colores, el olor a leña, las chimeneas, el aire melancólico de su paisaje…

La manera más bonita y especial de conocer Gredos es a caballo. El contacto con la naturaleza recorriendo sus caminos y  cañadas. Trotar por bellos paisajes aislados del bullicio. Y las paradas escogidas para disfrutar de la gastronomía local,  acompañada de personas que tienen mucho que contar, si sabes escucharlas, es delicioso.

Gredos a Caballo

Sigue leyendo

¿Por qué no me gustan los DM de bienvenida en Twitter?

Me molestan los mensajes directos que recibo en twitter dándome la bienvenida a su  TL y con un enlace a su web, blog o página de Facebook.

No me gustan, ni los automáticos, ni los personalizados. Ni los de una marca, ni los de una persona. Y no me gustan porque van en contra del concepto y la esencia de las redes sociales.

El éxito de las redes sociales, como nueva forma de comunicación y de marketing, se basa en que no son una herramienta invasiva. En las redes sociales, como sé que ya he dicho en otras ocasiones, se sugiere, se propone y se capta la atención a base de contenidos de calidad y que resulten de  interés para nuestros seguidores. La conversación es imprescindible para su funcionamiento.  Agradecer, contestar, opinar… Twitter  es un diálogo no un monólogo.

El rechazo absoluto que siento por las notas de prensa impersonales, el telemarketing o el mail publicitario, es el mismo que me producen esos DM. Invaden mi espacio sin que yo les haya invitado, me dan una información que no he solicitado y no han captado mi atención por sus sugerencias, sino porque me la imponen vía DM.

Cada vez recibo más mensajes privados en todas las redes sociales y profesionales que son anuncios de sus páginas y que me solicitan un “me gusta” o un RT. Tengo el buzón de los DM, de los mensajes de Facebook e incluso de Linkedin repletos de spam, me recuerdan a mi buzón de correo, con la diferencia que no puedo poner el filtro spam para que automáticamente me los filtre. Sería una buena idea, ¿verdad?

Si queremos que las personas visiten nuestra web o blog hay otras formas. Deberemos ser capaces de conseguir que les apetezca hacerlo y no con tuits programados de bienvenida, por mucho que nos molestemos en personalizarlo con el nombre de la persona a la que se lo enviamos.

En mi caso en un DM podré decir: encantada de conocerte, me gusta muchísimo tu trabajo o nada. Pero jamás diré: Bienvenid@ a mi TL, espero ser de tu interés. Más sobre la empresa  desde Facebook y en nuestra web, acompañado de los links.

Esta es mi opinión sobre para qué no debemos usar los mensajes privados, ¿cuál es la vuestra?

Volver a Getxo: un viaje de despedida.

Hay viajes especiales, no son de trabajo, no son de  placer. Viajes difíciles de encuadrar en una etiqueta. Viajes repletos de emociones y sentimientos. Viajes de risas, lágrimas, complicidad, recuerdos, muchas anécdotas y sobre todo llenos de muchísimo cariño.

Este viaje a Bilbao quedará guardado en el cofre de mis tesoros. Un viaje en el que quisimos vivir con los niños lo que su padre y abuelo habían compartido tantas veces.

Un viaje especial, único e irrepetible, del que nos queda un recuerdo entrañable y que los cuatro guardaremos para siempre en nuestro corazón.

Hacía muchos años que no íbamos a Getxo, pero cuando llegamos el lunes parecía que nunca nos habíamos ido. Al llegar a Neguri lo primero que sentí fue una sensación de calma y tranquilidad. Sus grandes árboles, la majestuosidad de sus casas, la sobriedad y elegancia. La clase y serenidad de sus edificios y avenidas me hacen sentir bien y reconciliarme con el mundo.

Incluso en esos difíciles momentos al pasear por sus calles pienso que el mundo debería ser así: tranquilo, sosegado y sin estridencias de ninguna clase.

Pasear por la orilla del Abra, tomar unas banderillas y unos vinos contemplando los veleros en el puerto deportivo. Llegar caminando a la playa de Ereaga pasando por Punta Begoña,  los Tamarises… me trae muchos recuerdos, recuerdos que parecen míos. Pasear por Las Arenas, el puente colgante, merendar en Zuricalday, son tantos planes bonitos y entrañables que voy a tratar de dejaros mis favoritos.

Sigue leyendo

Premios Liebster Awards

Hace unos días recibí la nominación a los Liebster Awards  de parte de Te Veo en Madrid . Una nominación que me hizo mucha ilusión por dos motivos:

  • Es el primer premio que recibo y a los poquitos días de haber presentado en sociedad mi blog.
  • Que la nominación venga de un blog al que tengo tantísimo respeto. Te Veo en Madrid es uno de mis blogs de referencia para elegir dónde voy a comer o cenar y decidir planes para hacer por Madrid.

Las reglas a seguir por las personas que recibimos los Liebster Awards son las siguientes

1.- Agradecer el premio a la persona que te lo concedió.

2.- Seguir el blog de la persona que te premia.

3.- Nominar a cinco blogs que sigas de nueva creación o con menos de 200 seguidores e informarles de la nominación con un comentario en su blog.

 4.- Se pueden decir 11 cosas de uno mismo o dejar 11 preguntas para que respondan los siguientes nominados. Aquí voy a seguir a  mi mentora  y de momento voy a olvidarlo. Pero lo dejo pendiente para más adelante, ya que me parece bonito.

Y mis premiados son:

El blog de Amaya: A Amaya desde chiquita le gustó emborronar papeles con historias. A día de hoy no emborrona, escribe cómo los ángeles y me hace disfrutar con su calidad y calidez al escribir.

Alicia y sus Maravillas: Alicia entró en mi vida hace unos meses cargada de alegría y sonrisas, que además como ella quiere, son contagiosas. Su blog y sus “maravillas” me tienen atrapada.

Nuestras formas de arte by Alfredo Iglesias: Con Alfredo aprendo, disfruto y me dejo llevar por el placer de leer y contemplar imágenes bellísimas. Un blog maravilloso.

Tim de Kir: Soy cliente habitual de las tiendas y en su blog siempre nos dan ideas nuevas para combinar prendas y complementos y que estemos la la última.

Cooking Day by Day: Las recetas de Ana son espectaculares, deliciosas y muy sencillas. Todos los días nos propone menús que se han convertido en mi mejor libro de recetas.

Independientemente de los premios son 5 blogs que recomiendo seguir.