“Agur Jaunak”, una manera preciosa de despedirse

Despedir a un amigo nunca es fácil,  pero yo siempre pienso que no es un adiós, es solo un hasta pronto.

Muchas veces os he contado  lo importante que es para mi la música y cómo a través de ella puedo expresar sentimientos que de otra manera no sabría.  Por eso la manera más bonita que se me ocurre para decir adiós es con esta maravillosa interpretación del Orfeón Donostiarra.

Agur Jaunak , entrañable saludo o despedida, según las circunstancias,  que refleja la profundidad de los sentimientos hacia la persona  que recibimos o despedimos.

Una canción muy especial  que se emplea en ceremonias de todo tipo y que está repleta se sentimientos.

París, 1986 a las 2 de la mañana, frente a Notre-Dame, un grupo de  jóvenes  miembros de la Kelly Family, despiden a  unos íntimos amigos cantándoles el “Agur Jaunak” con el acordeón y sus voces. Nada más terminar, se les acerca una persona  con lágrimas en los ojos y les pregunta emocionado: “¿Qué canción es esta? ¿Quiénes sois?”  Y se presenta :  “Soy Bruce Springsteen” .

“¿Por qué se tarda solo un minuto en decir hola y toda una vida en decir adiós?”

Anuncios

Un día de despedida

El post de hoy lunes iba a tratar de un tema completamente diferente, pero las circunstancias hacen que nuestra vida cambie en cuestión de horas.

Este blog, cómo ya todos sabéis, trata de mis pensamientos y de cómo yo entiendo y vivo las cosas. Por eso he decidido cambiarlo y escribir solo unas líneas para expresar lo que hoy siento.

Un fin de semana muy duro y muy triste del que cara al público me quedo sólo con una cosa: el increíble valor la amistad.

“Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón”  Gabriel García Marquez. Y este fin de semana muchos amigos nos han tomado la mano y nos han ayudado a caminar y seguir adelante.

Sentirse tan querido y arropado en estos momentos hace que paremos un momento en nuestra vorágine de vida y nos demos cuenta de que la verdadera amistad es un regalo maravilloso que debemos cuidar y alimentar. Por muy liados que estemos o mil problemas que tengamos, siempre hay que tener tiempo para cuidar de nuestros amigos.

La amistad no se impone, ni se programa. La amistad es generosidad, lealtad, confianza y cariño. Un amigo lo es por su esencia.  La amistad se muestra en los momentos felices y en los difíciles. Y a los amigos les falta tiempo para llegar a tu lado cuándo más los necesitas.  No hay intereses, no se pide nada a cambio.

Tú sólo di mi nombre y yo correré a estar a tu lado, solo tienes que llamar y allí estaré.