El Gran Hotel de La Toja

Nada me gusta más que pasar un par de horas en una piscina termal rodeada de burbujas y bajo todo tipo de chorros. Soy una apasionada de los spas y balnearios. El agua, su sonido y la calma y paz que me transmite, me hacen entrar en un estado de relajación total.

Por esta afición mía conozco muchos y en diferentes lugares del mundo. Pero hay uno que guardo siempre en mi cofre de favoritos: El Balneario del Gran Hotel La Toja.

Desde bien chiquita recuerdo ir con mis padres a la isla de La Toja.  Atravesar el puente de piedra con sus farolas blancas, que comunica El Grove con la isla. La capilla de las conchas, el bello paisaje… siempre me pareció que llegábamos al escenario de uno de los cuentos de hadas que tanto me gustan leer.

La isla está cubierta de verde vegetación y rodeada de un mar de agua limpia y cristalina. El silencio se escucha en todos sus rincones y el club de golf, el casino y sus hoteles transmiten una sensación de lujo y confort que me encanta.

Sigue leyendo

Anuncios