Evolución capilar: Hair Luxe Treatments

Conocí a Evolución capilar y a  Los Arys a través de una persona de la que me llamaba mucho la atención su melena. Siempre perfecta, brillante, suave, sedosa y como recién salida de la peluquería en todo momento.

Un día ante mi absoluta curiosidad sobre dónde se trataba el pelo me contó su secreto, el secreto de las celebritys.  Me habló de Evolución Capilar, de sus tratamientos y de la trayectoria de Ariel. Coincidiendo con que esos días ellos estaban en su estudio de Madrid, me concertó una cita con ellos para que los conociera.

He de confesaros que lo que a mi realmente mas me llamaba la atención era que su melena siempre estaba impecable. Y según ella me explicaba, sin necesidad de planchas, secador o peluquería. Dejaba secar el pelo al aire tras el lavado, y el resultado era el que yo veía.

Pensé que eso sí que debía cambiar mi vida social. Tener la melena siempre lista para cualquier plan que surja y por imprevisto que sea, sin buscar el hueco urgente para peinarla, me parecía algo increíble.

Sigue leyendo

Anuncios

Las Raíces del Wellington: El huerto del cielo de Madrid.

La terraza del Hotel Wellington es un clásico del verano madrileño. Es perfecta para el aperitivo, almuerzo, cena o una copa al borde de la piscina. Situada en pleno corazón del barrio de Salamanca y decorada con un gusto exquisito, es una de las terrazas más agradables de Madrid.

Las Raices del Wellington Hotel Wellington Madrid

Terraza del Hotel Wellington. Las Raíces del Wellington

Este año el restaurante de la terraza de la piscina, Las Raíces del Wellington, tiene un atractivo muy especial. Su carta se nutre principalmente de los productos de su propio huerto. Y aquí es donde comienza mi visita de hoy, en el huerto,  situado en la azotea del hotel.

Son 300 m2 de cultivo ecológico entre los que destacan el cardo rojo, los espárragos,  el tomate negro Floren, la borraja, las cebolletas y sobre todo los guisantes lágrima. De lo bueno, lo mejor.

Sigue leyendo

Hasta siempre Darío Barrio

Llevaba muchos meses sin escribir en el blog. La falta de tiempo y, sobre todo, la falta de ganas de dedicar ese  poco tiempo libre que me queda al ordenador han sido los motivos principales.  Al principio dejaba correr  los días, luego las semanas y al final han sido los meses los que han ido pasando.

Este fin de semana algo ha hecho que quiera volver a retomar esta actividad olvidada. Algo que daba por cerrado, vuelve a abrir su puerta y me invita a entrar. Ya había ocurrido otras muchas veces y lo había rechazado. Pero esta vez, sí  me apetece volver.

¿Por qué ahora sí? ¿Cuál ha sido el motivo?  Despedirme de Darío en mi blog.

Darío Barrio en Dassa Bassa

Un día con Darío

Sigue leyendo