El Viejo Almacén de Buenos Aires

El Viejo Almacén de Buenos Aires,Restaurante Argentino, Madrid

El tango me resulta cautivador, todo de él me encandila y seduce.  No solo es el baile, es la actitud. Tiene ritmo, fuerza y carácter.

Para bailar el tango hay que mirar de frente y erguidos, pero  a la vez hay que ser flexibles. Tiene mucho de seguridad, atrevimiento y un cierto punto de “soberbia”.  El hombre dirige el baile,  pero no desde los pies, sino desde los brazos. Debe situar su mano derecha con firmeza y sin clavar los dedos. La mujer sigue sus pasos en un juego de muy alto voltaje. La base del tango es la seducción.

Sigue leyendo

Anuncios