Restaurantes de otoño en Madrid

Ahora sí que no hay duda. El otoño ha llegado y para quedarse. Los días son ya mucho más cortos, las temperaturas han bajado, y los días nublados y lluviosos forman ya parte de nuestro cada día.

No es una de mis estaciones favoritas, acuso mucho la falta de horas de luz. Pero como de todo hay que sacar la parte positiva, me quedo con los colores, las chimeneas, las tardes de pelis y manta, y cómo no, con la gastronomía.

Tras meses de ensaladas, gazpachos y salmorejos, nada me apetece más estos días que un buen plato de cuchara. Estos junto con las setas, los platos de caza, los calditos o una buena sopa castellana reconfortan el cuerpo y alma.

Son días de comidas más largas, en las que disfrutamos del ambiente cálido de nuestros restaurantes favoritos y la buena tertulia frente a un humeante plato que ayuda a entrar en calor.

Muchos son los restaurantes que apuestan por estos ricos y tradicionales platos de nuestra gastronomía. Y bien en su menú diario o un día a la semana, nos ofrecen esa cuchara que tanto me gusta.

La Bola, cocido madrileño, Madrid, tabernas

Entre todos ellos, hoy destaco cinco de mis platos preferidos y cinco lugares imprescindibles para mi otoño:

  • EsbardosHermano pequeño de El Oso, situado en la calle Maldonado,4. Es uno de los restaurantes madrileños que representan a la perfección la magnifica cocina Asturiana. Un ejemplo de productos de calidad, preparados como antaño, en un ambiente cálido y acogedor. Su carta es de las que hacen volver y volver. Todo apetece y es difícil elegir un solo plato. Pero yo hoy, en este día lluvioso y frío, me quedo con la fabadaSus veinte años de experiencia se notan en todos los detalles: trato, decoración, servicio y por supuesto su magnifica cocina. La barra para tomar unas raciones, medias raciones o “platines” es una opción muy apetecible. También preparan los platos para llevar a casa.

 Madrid, Platos de cuchara, Tabernas

  • Casa Ciriaco: calle Mayor, 88. Lazos familiares me unen a esta casa de comidas madrileña. El centro de Madrid, la gastronomía de toda la vida y ese trato cercano y especial que te hace sentir como en casa, tienen un encanto único. Desde 1929 mantiene su nombre y sus tradiciones. Muchos personajes de la cultura madrileña, desde entonces, han degustado su cocido, perdices escabechadas o los callos a la madrileña.  Antonio Mingote dibujó el sello de la casa y como curiosidad histórica recordamos que desde el tercer piso de este edificio, se lanzó la bomba  contra el rey Alfonso XII  y Victoria Eugenia el día de su boda. Uno de mis platos favoritos es la gallina en pepitoria. Se sigue preparando como manda la tradición y con la misma receta de hace ya más de un siglo. Deliciosa.

 Madrid, Platos de cuchara, Tabernas

  • El Gamo:  Avda. de la Guardia, 27 El Pardo. Desde el año 1980 , la familia Lorden Rubio es la encargada de la dirección del restaurante. Sus comedores típicos castellanos transmiten el calor y la tradición que tanto apetece en los días fríos. Su terraza de verano es una delicia, pero yo lo tengo asociado a días de otoño y a platos de caza. Hace ya muchos años que fui por primera vez y de aquel día recuerdo mi primer contacto con el venado, plato exquisito al que me aficioné. Hoy elijo el venado con salsa de frambuesa, pero hay que volver otro día para disfrutar del jabalí con salsa de manzana.

 Madrid, Platos de cuchara, Tabernas

  • Casa Botín: Cuchilleros, 17.  El restaurante más antiguo del mundo, fundado en 1725. Para conocer su historia, anécdotas y tantas menciones en obras literarias de autores españoles y de lengua inglesa, os recomiendo visitar su web. Es realmente curioso y fascinante. Una de las citas que más me gusta es: “Botín es el gran restaurante donde se asan las cosas nuevas en las cazuelas antiguas“. Sobre todo porque esta frase no es de ahora, sino de Ramón Gómez de la Serna en sus Greguerías madrileñas. Una elaboración cuidada y la utilización del mejor género que podamos encontrar son los secretos para que nuestros tradicionales platos sigan siendo del gusto del cliente es una de sus máximas. Sobre todo conocido por sus asados de cordero y cochinillo. Pero un día como hoy, empapada y con frío, yo elijo una sopa de ajo y unas setas a la segoviana.

 Madrid, Platos de cuchara, Tabernas

  • La Bola: calle la Bola, 5. Desde 1870, un lugar de referencia. Recetas tradicionales de la comida castellana. Un local centenario que ha sabido adaptarse a los tiempos actuales. Pese a que sería más fácil cocinar con los adelantos de la técnica, ellos siguen cocinando como se hacía en el S. XIX. Los “Secretos” de sus recetas han ido pasado por cuatro generaciones de la misma familia. Mi plato favorito es el Cocido La Bola. Preparado y servido en pucheros de barro individuales, que durante más de cuatro horas y a fuego muy lento, cuecen sobre carbón de encina. Para mí, el cocido tiene algo especial. Aparte de ser exquisito, huele a infancia, a casa de los abuelos y a todo aquello que hace recordar tiempos bonitos. 

Cocido Madrileño, Madrid, Platos de cuchara, Tabernas

Anuncios

3 pensamientos en “Restaurantes de otoño en Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s