Destino Chile, un viaje a la esperanza.

Hace ya cuatro meses que mi hermano y su familia ponían rumbo a Chile.

Emigración, España, Chile, esperanza, crisisUna fría noche de febrero nos despedíamos frente a la puerta de un restaurante gallego en Madrid. No sé si elegimos un gallego inconscientemente por su vinculación con la emigración o fue simple casualidad. Pero lo que sí se es que allí estábamos los diez con una sonrisa muy grande y muchas lágrimas contenidas.

Llevaban un gran equipaje. No era un viaje de ida y vuelta, no eran unas vacaciones. Una casa desmontada, una tremenda mudanza y muchas maletas llenas de ropa de verano, sus recuerdos, incertidumbres y miedos. Cuarenta años de vida y trece en común metidos en un contenedor.

Pero sobre todo llevaban mucha ilusión. Ilusión y esperanza en que sí hay un futuro, y aunque esté lejos de aquí, uno no puede rendirse.

Llevo tiempo queriendo escribir este post, pero no me resulta fácil. He tenido 105 días para asimilar su partida. Los echo mucho de menos y a día de hoy,  aunque todo ya está mas reposado en mi corazón que aquella noche, todavía me invade un torbellino de sentimientos:

  • Por un lado estoy contenta. Los oigo y veo felices a través de Skype. Veo que se sienten bien, cómodos, realizados y Emigracion, España, Chile, oportunidades, trabajosatisfechos con la decisión que han tomado. La niñas se han acoplado perfectamente a su nuevo colegio y, ya con cierto acento chileno, nos cuentan sus vivencias y muchas cosas de sus nuevos amigos. Chile los ha recibido con los brazos abiertos y les ha brindado la oportunidad se saber que se puede.
  • Por otro lado me siento triste, para qué nos vamos a engañar. Aunque muchas veces viviendo en la misma ciudad no te ves todo lo a menudo que quisieras, sabes que en 20 minutos puedes reunirte. En cambio ahora, un océano y 14 horas de vuelo nos separan. Cuando volvíamos en el coche a casa aquella noche tras la despedida lo único que podía pensar era en cuándo nos volveríamos a ver.
  • También me siento muy orgullosa. Orgullosa de ver cómo ellos han sabido luchar por buscar las condiciones propicias para cumplir un objetivo. Orgullosa por lo valientes que han sido. Y orgullosa porque han sabido dejar sus miedos a un lado para conseguir sus metas y ser fieles a sus ideas.
  • Pero hay un sentimiento que siempre ronda mi cabeza y corazón y que muchas veces predomina sobre los demás. Emigracion, España, Chile, oportunidades, trabajoEstoy enfadada, muy enfadada. Porque sí, no nos engañemos, ellos se han ido porque la situación así lo exige. Y no solo hablo de una situación laboral y profesional, sino de una situación mucho más compleja. Una situación en la que vemos que todos los principios y valores que nos han inculcado desde pequeños y que queremos transmitir a nuestros hijos no tienen sitio. Donde la mentira, la trampa, el mangoneo y el robo son los nuevos valores. Donde los ignorantes y malos gestores se han convertido en los reyes del mambo. Y no hablo de colores, hablo de situaciones.

Mi hermano nos va contando en su blog  las diferencias entre Chile y España a a la hora de afrontar los problemas y las soluciones. Y cómo en Chile sus ciudadanos ven el futuro como un regalo que hay que desenvolver con confianza e ilusión. Escribe poco, pero cada post suyo me hace pensar y darle muchas vueltas a todo. ¿Cómo hemos permitido, unos y otros, que lleguemos a esta situación? ¿Por qué hemos mirado para otro lado durante tantos años? y sobre todo ¿Cuándo, cómo y en qué condiciones vamos a salir de esto?

Ayer me contaba mi hermano que allí ya habían abierto las estaciones de esquí y yo le contaba que aquí ya habían abierto la piscina; cuando ellos terminan su jornada laboral nosotros dormimos; y cuándo nos levantamos ellos están en su primer sueño. Nos separan a parte de 10.133 Km , seis horas de diferencia horaria y dos estaciones.

Pero todo tiene sus ventajas y en un mes ellos comienzan sus vacaciones de invierno. Y como allí todo les va bien, pueden venir a pasarlas a su país, con su familia y sus amigos. Todo aquello que por desgracia, no pudieron meter en sus maletas. 

Emigracion, España, Chile, oportunidades, trabajo

Anuncios

8 pensamientos en “Destino Chile, un viaje a la esperanza.

  1. …qué razón tienes Rus….mucho ánimo y lo importante es que tu hermano y familia, dentro de la situación, estén a gusto y felices y puedan permanecer juntos….hay situaciones peores en las que sólo se marcha un miembro familiar y es más duro….
    Tenemos que aprender a vivir con estas historias, como cuando nuestros abuelos nos hablaban de primos , hermanos y demás que emigraron tras la guerra….recuerdo todas esas historias y es como si lo estuviera escuchando otra vez….por suerte no estamos en “guerra”….o si… 😦
    Un besote gordo!!!

  2. Muchas gracias Rus. Así es: comparto toda la emoción familiar que transmites, pero por suerte tengo herramientas para gestionar la añoranza y todo lo que os echo de menos; por desgracia no tengo herramientas para gestionar el tremendo enfado que también comparto contigo. Esta es una de las razones por las que escribo poco ¡no se cómo ayudar a mi país!
    Hemos llegado a una situación en la que el conjunto de políticos y directivos de la administración pública (antes estas palabras las escribía con mayúscula) se han apropiado el discurso de Zapatero de llamar antipatriota a todo el que critica; incluso más, ahora como te descuides te llaman Scratch asimilándote a actitudes que tampoco comparto.
    Escribo pocas veces y escribo de pocas cosas para la valoración que tengo después de 15 años trabajando con ellos y, aún así, me he llevado más de un “cachete”.
    Me ha dado mucho que pensar algo que ya he oído varias veces aquí en Chile: que España se está argentinizando, en el sentido -principalmente- de la incapacidad que hemos tenido los ciudadanos españoles para llevar nuestra democracia por una camino adecuado, que nos permitiera tener entre los que manejan los Asuntos de Todos los perfiles adecuados. Es duro de escuchar ¿pero no debemos considerarlo?
    Confío en que todos los que hemos tomado la decisión de salir (personas y empresas) sepamos captar y transmitir principios, criterios e incluso procedimientos que nos permitan aportar soluciones a nuestro país, a nuestros compatriotas, y a nuestras familias y amigos. Yo prometo que lo intentaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s