Es guapa, lista y no llora

Coco Chanel, frases

Es guapa, lista y no llora. Tiene todas las actitudes para que la relación salga bien

Siempre me ha atraído mucho, creo que se me nota bastante, la vida de Gabrielle Bonheur Chanel. Coco Chanel. Toda una mujer de rompe y rasga que revolucionó mucho mas que la moda y que se puso el mundo por montera para lograr sus objetivos y defender y dar vida a sus ideas.

Desde que salió del orfanato a los 17 años y comenzó a trabajar de costurera en la tienda de Santa Maria, en la rue de l`Horloge, tuvo claro que quería ser una renombrada modista y cambiar la forma de vestir de la mujer. Pasó por el cabaret y por el lecho de algún que otro amante adinerado, pero ella ya sabía que “Todo lo que vale la pena es difícil”.

Que la mujer se sintiera guapa y elegante con ropa que favoreciera su cuerpo y no solo el gusto de los hombres, que no se dejaran llevar exclusivamente por las modas del momento y que los tejidos fueran cómodos fueron algunos de sus principios.

De ahí una de sus frases mas conocidas y repetidas La libertad no pasa de moda. Las mujeres deben vestirse para sí mismas, no para los hombres”.

Comenzó con los sombreros, a los que aplicó la misma filosofía que luego llevaría al resto de sus diseños  e incluso a su propia vida: sofisticados pero sencillos. Ya que No es la apariencia, es la esencia, no es el dinero es la educaciónno es la ropa es la clase. Una de sus máximas que muchas veces cuando miro a mi alrededor, pienso que cuanto bien nos haría tener presente.

Cierto es que ella tuvo un Etienne y un “Boy” que posibilitaron su éxito. O simplemente lo facilitaron, porque la clave del mismo fue que sabía muy bien lo que quería y cómo quería hacerlo: liberar a la mujer del corsé y de los excesos en la moda y… ¿más allá de ella?

Etienne Balsan, un joven burgués adinerado con el que mantuvo una relación de seis años, fue el que la sacó de su vida provinciana y le enseñó una existencia de lujo entre fiestas y carreras de caballos. Pero ella sintió que a su lado sus alas no iban a crecer. Se enamoró perdidamente de Arthur Boy Capel,  el amor de su vida  e intimo amigo de Etienne. Y a su lado lanzó su propia línea de moda con la que pronto consiguió una notable aceptación entre sus clientes. Las mujeres que en un principio la rechazaban comenzaron a pedirle consejos sobre como vestirse.

También sabía que en la vida hay cosas que no nos gustan tanto. Pero siempre supo ver su lado positivo: Viví mi vida dando por sentado que todo lo que no me gustaba tendría un contrario, algo que sí me gustara”.

De su primera tienda parisina de sombreros, Chanel Modes, a la Rue Cambon, la primera Casa Chanel.  Y poco después  la apertura de una segunda en la elegante y veraniega villa de Deauville, donde impuso su moda entre la gente chic.

De los conjuntos de chaqueta y falda que permitían la libertad de movimientos, a las sobrias blusas blancas y los corbatines, pasando por el clásico tres piezas y, cómo no, por el Little black dress. Ella siempre fue fiel a su filosofía, a sus principios. Una mujer moderna, activa y liberada.

Una línea marcada por la sencillez y la comodidad; materiales mas baratos, como el punto, y livianos, con el objetivo de aligerar la ropa y dar una mayor libertad de movimiento al cuerpo. Ropa más cómoda, de tejidos más baratos pero agradables. Y abandonar los corsés, los forros y enaguas.

Los diseñadores de hoy han olvidado que dentro de la ropa hay mujeres reales. Esta frase, como casi todas las suyas, no ha perdido actualidad y me viene a la cabeza habitualmente cuando veo las colecciones.

Coco rompió moldes, mitos y fórmulas y su moda fue adoptada por el público parisino.

En 1954 y con 71 años, tras haber cerrado sus tiendas en 1939, reabrió su casa de moda. Por entonces otros diseñadores de renombre se habían instalado en su trono. Es lógico quen hubiera dudas sobre cómo sería su regreso, pero se adaptó a la perfección a las diversas tendencias que recorrían el mundo. Pudo decir bien alto y orgullosa: “Esto es Chanel por algo” porque La moda se pasa de moda, el estilo jamás”.

Muchas de sus frases son casi principios de vida. Me habréis visto citar muchas en mi Twitter. De todas ellas, siempre ha sido mi favorita esta: Para ser irreemplazable, uno debe buscar siempre ser diferente”.

Y a día de hoy y por la cuenta que me trae, cada mañana, cuando me miro al espejo, pienso en ella y me digo:

La naturaleza te da la cara que tienes a los veinte, a los cincuenta depende de ti.

Coco Chanel, frases

Siempre me ha resultado muy curioso que Coco no supiera dibujar, por ello creaba sus diseños sobre las propias modelos.

Murió el 10 de enero de 1971 en su habitación del Hotel Ritz en la Place Vendôme.  Tras un paseo con su amiga Claude Baillen  regresó fatigada, se tendió en la cama y le dijo: Mira, así se muere.

Anuncios

4 pensamientos en “Es guapa, lista y no llora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s