¿Eres un “influencer”?

Mucho se habla de los ‘influencers’, palabreja que ha entrado en nuestro vocabulario habitual y que a mí, para variar, me parece cursi y rebuscada. Me gusta mucho más  líder de opinión, pero en fin, usaré el término que tanto peso tiene ya.

Un influencer es aquella persona que se ha ganado el reconocimiento y la credibilidad de un público y por ello tiene la capacidad de influir con las cosas que hace o piensa en la opinión de los demás. Lo normal sería que ese respeto que tiene de su audiencia se lo haya ganado por su amplio conocimiento y experiencia sobre determinados temas. Pero, como en todo, a veces me sorprende y no sé de donde ha venido. En todo caso lo cierto es que, venga de donde venga, tienen algo que en mi opinión vale mucho: son capaces de seducir a su púbico y su opinión deja huella.

¿Cuál es el papel  y el poder que tiene el influencer?

El poder de los influencers en las redes sociales es muy importante y las marcas lo saben. De hecho la cadena, tal como yo la veo, es la siguiente:  Marca-Social Media-influencers-consumidor. Y en esta cadena veo clara la posición de cada uno, en lo que al mercado se refiere, salvo la del influencer.

¿Qué relación comercial tiene con la marca?

Entiendo y defiendo que un peso pesado, que es capaz de poner algo de moda o convertir algo en tendencia y que las marcas usan para su estrategia de comunicación, tiene que tener un precio.

Muchas veces oímos protestar o protestamos por cómo tratan las agencias de comunicación a los blogger. Les solicitan que acudan a un evento de su cliente, que hablen de ello en sus blogs o sus perfiles, que hagan mucho ruido para que llegue a mucha gente. Y ¿qué reciben a cambio?, un bolígrafo de merchandisisng o una copa de cava.

Yo entiendo que la marca-agencia pague, o al menos debería pagar, el precio que el mercado marca. Es decir, ¿qué efecto tiene que tú, blogger o tuitero, hables de mí? Si el efecto que me produce vale un bolígrafo eso te pagaré, pero si el efecto hace que me llenes el local el precio será otro.

Ya es decisión de cada uno, acudir o no acudir a donde ha sido invitado. Y no dejarse engatusar por los argumentos que dicen:  así generas contenido para tu blog, visibilidad bajo el paraguas de un “super” evento etc… La decisión es nuestra y nosotros también debemos poner el precio que consideremos oportuno a nuestro trabajo. Y decisión de la agencia-marca es aceptarlo o no. La ley de la oferta y la demanda. Tan simple como eso.

¿”Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados”?

Pero volvemos a algo de lo que ya he hablado otras veces, la falta de transparencia que existe en torno a todos estos asuntos. Creo firmemente que el mercado se regulará cuando funcione con transparencia .

Una reflexión que me hago continuamente ante este tema es ¿cualquiera puede ser un “infuencer”? No digo que no, pero sí que los efectos para la marca pueden ser muy diferentes. Un influencer es capaz de comunicar y atrapar a la audiencia con sus sugerencias. Es capaz de agregar un valor único y sobre todo es capaz de que lo que hace trascienda y tenga consecuencias “medibles”.

Y dicho todo esto… ¿Te consideras un influencer o líder de opinión?

Anuncios

8 pensamientos en “¿Eres un “influencer”?

  1. Hola Rus, creo que una cosa es un influencer y otra muy distinta es un “followencer”. A veces, el número de seguidores que un blogger pueda tener en las redes sociales es el baremo utilizado para promocionar un producto o marca. Para hacer ruido, valen los segundos pero, si lo que quieres es hacer algo sólido, que aporte cierto valor al producto, has de optar por la primera opción: los “influencer”. Otra cosa, y por otro lado, son los eventos, por ejemplo. A más consigas acudir, más caché blogueril. Y al final todo se reduce a dos fotos con el móvil del tipo “mira que mona acudí a la fiesta” y poco más. En este caso, no puedes pedir más que un boli bonico.

    Me encantan tus post. Siempre me hacen pensar.

    Un besico.

  2. Como siempre un estupendo post para hacernos reflexionar,por ejemplo a mí que estoy en los dos lados. Creo que el punto más importante es saber quién es nuestro público objetivo y a partir de ahí elegir a través de quién le hacemos llegar el mensaje. No olvides que el que ciertas personas o medios recomienden un sitio o un producto puede tener un efecto disuasorio para que las personas que te interese que lo consuman lo hagan.

  3. Hola Rus. Sinceramente, me irrita un poco esta manía de inventar palabras como quien inventa la pólvora. Parece que por el solo hecho de que una tecnología sea emergente y diferenciadora haya que inventar también lo que ya está inventado. A mi juicio, el valor del líder de opinión (yo tambien prefiero esa expresión) es su capacidad de prescripción y/o recomendación; como toda la vida de Dios. Si conseguimos asociar (ojo a la palabra, que es exactamente la que quiero emplear) nuestro servicio o producto al prestigio de esa persona SIN QUE SUFRA UN APICE LA INDEPENDENCIA DE JUICIO DE AQUÉ, habremos encontrado el huevo de colón. Si lo que hacemos es COMPRAR
    la opinión de alguien, eso tiene un nombre muy feo…y muy antiguo también: fraude. Saludos. Juan A. Cabrera

    • Muchas gracias Juan A. Cabrera. Una buena reflexión sobre el tema.
      Comparto la opinión que ha dejado Eduardo Allende en un comentario posterior. La diferencia entre pagar por una opinión acordada y pagar por un trabajo, en el que entre otras muchas cosas, se da una opinión.
      En todo caso transparencia, claridad, ética, profesionalidad… palabras de “toda la vida” imprescindibles en cualquier ámbito o profesión.

  4. Sin ánimo de liar mucho la cosa, me parece oportuno distinguir entre pagar por la opinión de alguien y pagar por una opinión concreta. Sólo a lo segundo, si además se hace a escondidas, se le puede llamar fraude.

  5. Hola Ruz, me encanto el post porque invita a la reflesión. Como autora del blog golfymoda.com coincido contigo en que bloggeros y marcas deben trabajar juntos. Pero sin perder la esencia del blogger – que no es otra que dar su opinión libremente- Me gusta colaborar con marcas que busquen mi opinión, no que quieran que escriba con mi letra su opinión sobre su marca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s